English Français Italiano Espanol
Left cap
Right cap
Content top cap

“Viva la Familia”, carta circular de Flavio Peloso, FDP

Correo electrónico Imprimir PDF

11/02/2015

pelosoMENSAJES - Queridos hermanos.

Deo gratias.

Empiezo a escribir esta Carta en la fiesta de la Sagrada Familia de Nazaret.

La meditación sobre la familia nos toca a todos, propiamente a todos: hombres y mujeres, ancianos y jóvenes, adultos y niños, casados y no casados, religiosos y sacerdotes incluidos, porque todos somos parte de la familia, de una familia concreta. También Dios en su más íntimo misterio no es soledad sino familia, Trinidad. Jesús también nació y se hizo presente en el mundo en el contexto de una familia.

El título de la carta "viva la familia" expresa sobre todo el gozo ("¡hurra!") frente a la belleza de la familia, realidad humana y divina. Pero es sobre todo una declaración de compromiso para que la familia viva hoy y que sea viva y vivaz. En fin, el título expresa la oración frente a los desafíos que la familia encuentra hoy: Señor, haz que la familia viva.

Del mismo modo, mi anterior carta circular se titulaba “Viva la vida religiosa. Tal semejanza en los títulos quiere indicar que vida de familia y vida religiosa1 tienen mucho en común, incluidos no pocos elementos difíciles en la situación cultural y social de hoy, y quisiera animar el diálogo y una alianza para promover el bien de ambas. Son dos ambientes ecológicos humanos” fundamentales para toda la ecología humana, hoy amenazada por ideas y costumbres destructivas.

La sagrada Familia de Nazaret

Los Evangelios nos presentan a la Sagrada Familia de Nazaret como una familia especial, con el nacimiento extraordinario de Jesús de una virgen, María, y otros signos milagrosos y excepcionales. No obstante, el desarrollo de la vida cotidiana de la Familia de Nazaret es muy normal, como la de cualquiera de aquellas familias del ambiente y de la época.

En las páginas del Evangelio no encontramos muchos discursos o enseñanzas sobre la familia, pero hay un acontecimiento que vale más que cualquier palabra. Dios ha querido nacer y crecer en una familia humana. En este sentido la ha reconocido y consagrado como vía y lugar del nacimiento, del crecimiento, del desarrollo y de la felicidad de la persona humana.

En la vida transcurrida en Nazaret, Jesús ha honrado a su madre María y a José, permaneciendo sumiso a su autoridad durante todo el tiempo de su infancia y adolescencia (cfr. Lc 2,51-52). De tal modo ha dado luz al valor primario de la familia en la educación de la persona.

Jesús ha sido introducido por María y José en la vida y en la comunidad religiosa, frecuentando la sinagoga de Nazaret. Con ellos ha aprendido a hacer el peregrinaje a Jerusalén, cuando les dice que se tiene que ocupar de las cosas del Padre suyo, esto es de la misión confiada por el Padre (cfr Lc 2, 49).2 Este episodio evangélico revela la vocación de la familia en hacer crecer a cada uno de sus componentes, en acompañar en el camino de la vida y en dejar ir según la identidad propia y el designio de Dios en su consideración.

María y José han educado a Jesús primero de todo con el propio ejemplo. Jesús ha conocido en sus padres toda la belleza de la fe, del amor por Dios y por su Ley. En ellos ha experimentado la solidez de los afectos, las exigencias de la justicia, la fecundidad vital del amor. De ellos ha aprendido que en primer lugar es necesario hacer la voluntad de Dios y que el vínculo espiritual tiene más valor que el de la sangre. La Sagrada Familia de Nazaret es verdaderamente el "prototipo" de toda familia cristiana, que unida en el sacramento del Matrimonio y nutrida por la Palabra y la Eucaristía, está llamada a realizar la estupenda vocación y misión de ser célula viva de la sociedad y de la Iglesia.

Don Orione, cuando hablaba del matrimonio y de la familia, siempre recurría a la expresión de San Pablo “Sacramentum magnum, porque simboliza la unión misma de la Iglesia con Cristo”.3

 

1 Usaré prevalentemente el término vida religiosa / religiosos, porque es la forma con la que en nuestra Congregación vivimos la vida consagrada.

2 La traducción fiel del griego es “estar en las cosas del Padre mío” e indica no sólo la misión sino la identidad de Jesús como Hijo de Dios.

3 Scritti 56, 42. “Dios el Señor por boca del Apóstol San Pablo llamó gran Sacramento al nudo marital y lo consagró para ser símbolo y memoria del Sacramento de Cristo con la Iglesia”; a dos esposos en el 50° de su matrimonio; Scritti 56, 44.

 

 

AddThis Social Bookmark Button
 
Content bottom cap

Warning: session_write_close(): write failed: Disk quota exceeded (122) in /web/es/libraries/joomla/session/session.php on line 529

Warning: session_write_close(): Failed to write session data (files). Please verify that the current setting of session.save_path is correct (/tmp) in /web/es/libraries/joomla/session/session.php on line 529