English Français Italiano Espanol
Left cap
Right cap
Content top cap

Tras la Legión, arranca el proceso de renovación del Regnum Christi

Correo electrónico Imprimir PDF

08/10/2014

legion 560x280VIDA CONSAGRADA - El director general de los Legionarios de Cristo, el mexicano Eduardo Robles Gil, anunció ayer por carta el inicio del proceso de renovación a los miembros de primer y segundo grado del Regnum Christi, la rama laica de los Legionarios de Cristo.

Según informó con un comunicado el portavoz de los Legionarios de Cristo en Roma, Benjamín Clariond, serán los seglares del Regnum Christi quienes protagonicen la siguiente etapa de renovación que ha emprendido el movimiento tras los escándalos de su fundador, Marcial Maciel.

Este proceso, según se lee en la nota, culminará en Pentecostés de 2016, cuando una convención internacional de representantes de los seglares redacte una propuesta de revisión de sus estatutos que posteriormente será sometida al análisis de la Santa Sede.

El proceso, que comienza este mes de octubre, constará de varias fases: estudio del Magisterio sobre los laicos y los movimientos eclesiales, discernimiento en grupo, elección de delegados para la Convención que redactará el texto, y posterior presentación a la Santa Sede para su aprobación.

Según el comunicado, a fecha de 31 de diciembre de 2013, los miembros de los legionarios de Cristo eran 1.794 (4 obispos, 954 sacerdotes, y 836 religiosos en formación), las consagradas eran 630, y los laicos consagrados eran 72.

Se estima, además, que el número de seglares ascienda a 30.000, si bien no hay un registro exacto de los mismos.

El movimiento laico Regnum Christi está ligado a la Legión de Cristo, fundada en México en 1941 por el sacerdote Maciel (1920-2008), condenado por Benedicto XVI por sus "gravísimos e inmorales" comportamientos y por la vida que llevó "sin escrúpulos y sin verdadero sentimiento religioso".

Desde antes de la muerte de Juan Pablo II, el cardenal Ratzinger, prefecto de la Congregación de la Doctrina de la Fe, ya seguía los pasos de Maciel, pero no fue hasta el 19 de mayo de 2006 cuando ya como Benedicto XVI le castigó por los abusos sexuales durante décadas a seminaristas, con las que llegó a tener hijos.

En marzo de 2009 mandó inspeccionar la orden a cinco obispos -entre ellos el español Ricardo Blázquez- y a principios del año pasado los Legionarios reconocieron los actos de su fundador.

Para sanear la congregación, Benedicto XVI nombró al cardenal Velasio De Paolis, confirmado también por el papa Francisco.

Tras conocerse la verdad sobre el fundador, numerosos sacerdotes y laicos la han abandonado.

Fuente: periodistadigital.com, 03/10/2014

AddThis Social Bookmark Button
 
Content bottom cap