English Français Italiano Espanol
Left cap
Right cap
Content top cap

Intercongregacionalidad: “Nos cuesta entender a todas que ese es el camino del futuro”

Correo electrónico Imprimir PDF

10/06/2014

luzVIDA CONSAGRADA - Luz Galdames (51) al ser Presidenta de las congregaciones chilenas es, por derecho propio, miembro de la mesa directiva de Conferre. “Viene con el cargo”, dice esta hermana de la congregación Hijas de San José Protectoras de la Infancia oriunda de Talca, que hoy vive en Santiago junto a diez de sus hermanas en la casa provincial, y que participó activamente en la reciente asamblea nacional 2014.

El cargo lo acaba de asumir en la segunda semana abril y esta organización de fundaciones chilenas –comparte– “tiene su raíz en la Unión Internacional de Superioras Generales, UISG, que agrupa a las congregaciones en ‘constelaciones’. Nosotras –puntualiza– nos juntamos entre las chilenas y a su vez con las argentinas, paraguayas y uruguayas”.

La hermana Luz tiene la misión de animar a las congregaciones chilenas que en la actualidad son 14, más 2 que están en conformación. Algunas de ellas son: La Preciosa Sangre, Hermanas Hospitalarias de San José, Hermanas Hospitalarias del Sagrado Corazón, Corazón de María (chileno), Amor misericordioso, Franciscanas de Angol, Catequistas de Boroa, entre otras.

A nivel nacional, dice la hermana Luz, son “alrededor de 300 hermanas”.

Hermana Luz, ¿cómo se organizan?

Formamos un directorio: presidenta, vicepresidenta, secretaria, tesorera y dos vocales; y el fin principal es agruparnos como congregaciones chilenas y trabajar juntas en la formación para no vivir como islas, sino como comunidad de Iglesia. Pareciera que en un momento estábamos como aisladas y ahora nos hemos fortalecido.

Las tareas principales son congregar a las superioras y trabajar líneas de espiritualidad en conjunto; representar a la agrupación en la Constelación y trabajar en comunión. Cada vez tratamos de vivir más unidas. A medida que las congregaciones han ido disminuyendo en número nos hemos ido afianzando. Nos juntamos todos los segundos sábados de cada mes.

¿En qué estado están los números en estas congregaciones?

Las congregaciones chilenas en porcentaje, la mayoría, se han mantenido en el tiempo y van bajando en la misma proporción que disminuye toda la vida religiosa en el mundo. Son congregaciones pequeñas que no están extendidas por diversos países del mundo. Hay algunas que no tienen vocaciones, otras sí, pero eso es relativo.

¿Qué actividades tienen programadas durante el 2014?

Tenemos un encuentro de formadoras y formandas, una asamblea con los países de la Constelación que va a realizarse en el mes de septiembre y las jornadas mensuales.

Asamblea Nacional 2014

Hermana Luz, ¿cuál es el principal desafío que se desprende de pasada  asamblea?

Los desafíos son varios y grandes. Trabajar en la intercongregacionalidad, por ejemplo. Quizás nos cuesta a todas entender que ese es el camino del futuro.

Como congregaciones nacionales la practican…

Sí. Y no hemos podido tener una misión en conjunto porque cuesta. Los criterios son diferentes. Es un tema bien difícil.

¿Por qué?

En la vida religiosa cada congregación ama lo que tiene, entonces, siente perder algo. En eso como siempre el tema llega hasta ahí nada más, porque cada cual está pegada a su carisma, su espiritualidad. Creo que tiene que pasar un tiempo para poder evolucionar ese pensamiento.

Pero hasta el momento como congregaciones chilenas hacemos varias cosas en conjunto: la formación en jornadas, solidarizamos con los problemas de la  congregación que lo comparte – porque algunas no lo hacen. Con la que lo hace la tratamos de ayudar, vivir en comunión su dolor.

Hermana Luz, ¿está contenta con estos nuevos desafíos en su vida?

Sí, pero estoy preocupada porque siempre es complejo. Además, se junta con muchas otras responsabilidades, pero es una forma de trabajar en comunión con todas nuestras hermanas y solidarizar unas con otras.

Fuente: Conferencia de Religosas y Religiosos de Chile

AddThis Social Bookmark Button
 
Content bottom cap