English Français Italiano Espanol
Left cap
Right cap
Content top cap
NOTICIAS

NEWSLETTER
Inscríbete a nuestro noticiero "Newsletter" y te enviaremos periódicamente las principales noticias
captcha

Violencia en India

Correo electrónico Imprimir PDF
INDIA - Asistimos con frecuencia a acontecimientos violentos, los medios de comunicación nos los acercan a nuestras salas de estar o a nuestros ordenadores. Los acontecimientos se suceden y prácticamente perdemos el recuerdo de cuándo fue el último coche bomba que vimos en la televisión, o cuando se atacó por última vez a personas que salían de un lugar de culto, o la última agresión a mujeres.

¿Qué hace que un acto violento sea distinto de otro? ¿La cantidad de víctimas? Es probable, pero tenemos que reconocer que el número de víctimas es un dato que se va haciendo cada vez más difuso: unas cuantas víctimas, o varias decenas, no suponen una diferencia significativa en los medios de comunicación. Tal vez, entonces, la intención de los agresores. Este sí que es un aspecto mucho más complejo, porque ¿quién está detrás de la violencia? ¿quién gana y quién pierde realmente?

Sabemos que la violencia se instrumentalizan, y el primer sospechoso no tiene necesariamente que ser el último responsable. El origen de las víctimas sí puede suponer una diferencia, si hay occidentales implicados, es probable que el acontecimiento aparezca en las primeras páginas de los periódicos, mientras que si las víctimas son poblaciones locales – generalmente pobres -,  los hechos quedarán reducidos a una breve nota en la prensa.

Lo que sí marca una diferencia notable en situaciones de violencia es padecerla – o practicarla, obviamente. O conocer mucho a alguna de las víctimas. Este es nuestro caso , los editores de Ecojesuit. Hace unas semas el P. David Solomon, SJ, su compañero el P. Michael Panimegam, SJ, ambos de la Provincia de Dumka Raiganj; junto con la Hermana Sahaya y otra compañera de la Congregación de la Inmaculada Concepción, todos ellos fueron atacados, insultados y golpeados por unas 150 personas en Karon en Jharkhand. El P. Solomon es un buen conocido nuestro porque ha sido durante tres años el coordinador de la red de Gobernanza de Recursos Naturales de GIAN. El P. Solomon trabaja en el Centro Johar Human Resource Development en Karon, Dumka, Jharkhand.

El mismo nos explica lo que sucedió: “Ha sido una experiencia desconcertante para mi, fui duramente golpeado con un palo y pateado por jóvenes. El inesperado fallecimiento de un joven de la residencia de la Misión dieciocho días antes fue la excusa para estos actos vandálicos y violentos. El duelo y la emoción de la familia fueron manipulados por grupos fundamentalistas para movilizar a ese grupo violento.”

El niño, que vivía en la residencia de las Hermanas en la Misión sufrió un fuerte dolor en el estómago, se le llevó urgentemente al hospital pero desafortunadamente falleció. Las hermanas, y los sacerdotes, llevaron el cuerpo a su pueblo natal, en Chittaranjan en West Bengali. La familia y los amigos, muy disgustados, retuvieron a las Hermanas durante unas horas, aunque finalmente las dejaron regresar. Para calmar la situación se propuso un nuevo encuentro, aunque esta vez en la Misión. La familia vino con 150 personas. Entonces estalló la violencia, las hermanas y los padres fueron duramente golpeados y también se destruyeron muebles e instalaciones de la Misión.

Para el P. Solomon esto no es sólo el enfado y la angustia de una familia, sino un caso más de manipulación política de personas pobres aprovechándose de un momento de mucho dolor. Como explica también el P. Solomon: “Nuestro objetivo es contribuir a la formación de la comunidad; no hay cristianos en ese lugar, ni nosotros hacemos proselitismo.”

Por supuesto que éste no es el único caso en la India. También otras comunidades religiosas, especialmente los musulmanes, están sufriendo la presión y la violencia de las fuerzas fundamentalistas, que a su vez tienen fuertes conexiones con algunos partidos políticos. El asesinato reciente de un joven musulmán en el pueblo de Kawaal y los importantes disturbios que se produjeron después son un ejemplo de las interconexiones políticas.

Es verdad que este no es un acontecimiento único. En todo el mundo se utiliza la religión para ponerla al servicio de intereses políticos o económicos. Y como dice el P. Solomon: “Los pobres son la infantería. En medio de esta oscuridad y conflictividad se necesita mucho la luz de la reconciliación: “Ciertamente ha sido una experiencia aterradora. El jefe de policía ha sido suspendido y con la ayuda a algunos políticos he visitado a algunos líderes. Esperemos que la situación se normalice, rezad por nosotros.”

No hay “violencia buena” o “violencia mala,” como no hay víctimas “más” o “menos” inocentes. Nuestro amigo David Solomon, su compañero y compañeras, no han sufrido más que otras personas en India, y otros lugares, a causa del fundamentalismo y la manipulación política.

La diferencia, particular, pero llena de sentido para nosotros, es que esta vez son nuestros amigos las víctimas, que los conocemos bien. Hemos compartido esfuerzos procurando una mejor gobernanza de los recursos naturales, precisamente en favor de las poblaciones más pobres. Hoy queremos expresar nuestra solidaridad con David Solomon y sus compañeros; y a través de ellos, a todas las víctimas de la violencia en India.

José Ignacio García, SJ

http://ecojesuit.com/

Publicado: 18/10/2013

AddThis Social Bookmark Button
 
Content bottom cap

Warning: session_write_close(): write failed: Disk quota exceeded (122) in /web/es/libraries/joomla/session/session.php on line 529

Warning: session_write_close(): Failed to write session data (files). Please verify that the current setting of session.save_path is correct (/tmp) in /web/es/libraries/joomla/session/session.php on line 529