English Français Italiano Espanol
Left cap
Right cap
Content top cap

Diploma de “Excelencia Académica”

Correo electrónico Imprimir PDF

PUERTO RICO - El Dr. Antonio J. Molina, Presidente del Centro UNESCO de Cultura de San Juan de Puerto Rico, junto con el Dr. Rodolfo A. Ganties, han atribuido y firmado de su puño y letra el Diploma de Excelencia Académica al Colegio De La Salle de Bayamón por los méritos adquiridos en los 50 años de existencia. El texto lo expresa así: “Por la valiosa aportación a la cultura, por su vocación de servicio y por los méritos extraordinarios adquiridos mediante su excelente labor. Dado en San Juan de Puerto Rico el 28 de enero del 2012”.

En una sencilla y emotiva ceremonia un grupo de exalumnos del De La Salle, originarios de Cuba, quisieron entregar tan importante reconocimiento. Lo hicieron durante una celebración eucarística presidida por el Rev. P. Ángel Ciappi, también él de origen cubano y exalumno del Colegio La Salle de La Habana. El director del Colegio Hermano Guillermo Necoechea recibió con evidente  satisfacción, en nombre de toda la comunidad religiosa y educativa un premio tan notable. La entrega tuvo lugar al término de la celebración eucarística, antes de la bendición final. Se realizaron las fotos de rigor.

Es interesante subrayar que este grupo de exalumnos lasalianos cubanos se ocupa y sostiene con fuerza la causa de beatificación del Hermano Agostino Arnaud Pagès, más conocido como Hermanos VITTORINO, nacido en Onzillon (Francia) el 7 de septiembre de 1885. Tras el ingreso en la Congregación de los Hermanos de las Escuelas Cristianas, siendo aún muy joven, fue enviado a Cuba en el año 1905 y allí permaneció hasta 1961 cuando, a causa de la revolución castrista, tuvo que abandonar la isla. Continuó su apostolado en América Central y pasó sus últimos años en Puerto Rico.

El Hermano Vittorino desarrolló un apostolado extraordinario entre los jóvenes, tanto desde el punto de vista cultural como espiritual. Fundó la “Acción Católica de la Juventud Cubana”. La vida del Hermano Vittorino puede resumirse en estas palabras: “Educador extraordinario, Apóstol de la Escuela Católica que confiaba en los jóvenes, Promotor incansable de Vocaciones religiosas y sacerdotales”.

El Hermano Vittorino murió con fama de santidad el 16 de abril de 1966 en la ciudad de San Juan, capital de Puerto Rico.

 

http://www.lasalle.org

Publicado: 30/05/2012

AddThis Social Bookmark Button
 

VIDA CONSAGRADA
REVISTAS

 

SITIOS DE INFORMACIÓN

www.vatican.vaRadio VaticanasedosAgenzia Fides

Content bottom cap